Consejos para limpiar vitrocerámica

La vitrocerámica es uno de los electrodomésticos que, juntos con el microondas, más se ha impuesto en las últimas décadas, además, es un electrodoméstico muy visual en la decoración, por lo que mantener y saber limpiar vitrocerámica, hace que la cocina pueda resultar y ser llamativa o, todo lo contrario. Vamos a ver algunos trucos para saber limpiar vitrocerámica.

La vitrocerámica se fabrica con una mezcla de estos materiales que se funden y se enfrían a altas temperaturas. Este proceso crea una superficie dura y duradera que puede soportar variaciones bruscas de temperatura.

Las placas de cocción vitrocerámicas también se conocen como placas de cocción vitrocerámicas o simplemente vitrocerámicas. Han ganado popularidad en los últimos tiempos debido a su versatilidad y facilidad de uso. Sin embargo, requieren un cuidado especial para que duren y funcionen bien durante años

Eliminación de residuos

Normalmente, limpiar vitrocerámica se hace una vez que se ha usado, por lo que lo primero que debemos hacer es tener paciencia y esperar a que baje su temperatura y realizar la retirada de los posibles residuos que puedan quedar del uso.

Una de las herramientas que podemos usar para estos primeros pasos es el rascador, que nos permitirá retirar esos primeros residuos sin llegar a dañar el cristal de la vitrocerámica.

Consejos para limpiar vitroceramica

Limpiar vitrocerámica con paño seco o paño húmedo

Después de realizar el primer filtro con el rascador y dependiendo del tipo de suciedad que queda en la vitrocerámica, podemos usar un paño húmedo o un paso seco, dependiendo de la situación.

Se puede utilizar un paño suave con agua jabonosa sin usar productos que contengan amoniaco o derivados químicos que puedan dañar la superficie. Si tiene manchas difíciles, se puede utilizar bicarbonato de sodio mezclado con agua.

Si la suciedad que queda en la vitrocerámica no es excesiva, podríamos usar un paño seco o incluso papel de cocina seco para darle una pequeña pasada y que luzca como nueva.

Utilizar los productos de limpieza adecuados

La mayoría de las veces se utilizará una esponja jabonosa o un paño húmedo para limpiar su placa de cocción. Esto está perfectamente bien, pero si se quiere que la placa de cocción quede como nueva, se debe utilizar un limpiador especializado en placas de cocción vitrocerámicas. Estos limpiadores eliminarán cualquier mancha o suciedad que haya quedado tras los derrames de comida.

En el mercado existen innumerables marcas con todo tipo de productos que han sido diseñados para la limpieza correcta de la vitrocerámica.

Limpiar vitrocerámica evitará daños debidos a la suciedad quemada

Aunque suene algo complicado, limpiar vitrocerámica en cada uso y mantenerla con el paso del tiempo, podrá evitar algunos problemas en el futuro, ya que la suciedad que se produce en el uso, si no se limpia, probablemente con la alta temperatura, pueda quemarse, quedando restos y repercutiendo en un futuro.

La vitrocerámica puede llegar a bloquearse, porque se obstruyen los sensores y esto puede producir un error que puede repercutir en la resistencia de los fuegos. Teniendo que sustituir y por lo tanto comprar fuegos de vitrocerámica.

En Ibérica de Repuestos recomendamos realizar una mantenimiento periódico de la placa de cocción para poder prolongar su vida útil, y recomendamos a los profesionales técnicos para poder solventar los posibles problemas que puedan surgir en el día a día de cualquier electrodoméstico. La placa vitrocerámica no esta exenta de problemas téncicos ya sea con los conmutadores o con los mandos, pero la posible sustitución y repuestos de una pieza de cualquier electrodoméstico, es un trabajo que se debe dejar a los profesionales del sector, profesionales que son grandes clientes de nuestra tienda.

Deja un comentario

Artículo añadido al carrito.
0 artículos - 0,00 
Abrir chat
Hola!! ¿No encuentras el repuesto que necesitas? Dinos la marca y el modelo del electrodoméstico y te respondemos en minutos con la solución...