Correas

La correa de una lavadora

Las correas de lavadora son el componente principal del sistema de transmisión que transfiere la potencia del motor al tambor. La correa está hecha de goma, que se estira sobre dos poleas. Las poleas están montadas en ejes que pasan por cojinetes que les permiten girar libremente. La correa también tiene un núcleo de kevlar, que la ayuda a resistir el estiramiento bajo carga.

El sistema de transmisión le permite controlar la fuerza que se transmite del motor al tambor ajustando la posición del agitador de su lavadora o la velocidad del tambor.

Normalmente, las correas son muy resistentes, y cada vez más, ya que las lavadoras nuevas, son superiores a 1200 rpm, por lo que deben aguantar tal estrés de trabajo, no obstante, debido al paso del tiempo, se acaban desgastando o rompiendo y dejan de hacer su trabajo bien.

Si tiene alguna anomalía en el funcionamiento de la lavadora, puede deberse a una correa rota o dañada. Si esto ocurre, debe sustituirla lo antes posible para evitar daños mayores en el electrodoméstico.

Lo importante en las correas de lavadoras, son las estrías que la componen mediante las cuales se agarran a las poleas que las impulsan, así es que, si necesita cambiarla, debe saber el modelo exacto y si no es capaz de identificarla, sabiendo el modelo de lavadora será suficiente.

Artículo añadido al carrito.
0 artículos - 0,00 
Abrir chat
Hola!! ¿No encuentras el repuesto que necesitas? Dinos la marca y el modelo del electrodoméstico y te respondemos en minutos con la solución...