Termo Eléctrico

El termo eléctrico es un electrodoméstico que sirve para calentar el agua, que suele utilizarse para suministrar agua a la cocina, el baño o la ducha. Los tipos más comunes de calentadores de agua eléctricos son el tipo de tanque y el tipo sin tanque.

Calentador de agua eléctrico

El termo de agua eléctrico está equipado con un depósito que almacena el agua calentada. Este tipo de calentador de agua puede instalarse en el exterior o en el interior, dependiendo de las especificaciones del fabricante. El tamaño del depósito suele oscilar entre 50 y 200 litros de capacidad.

Los termos eléctricos más usuales son termos eléctricos de 100 litros, termo eléctrico de 80 litros y termo eléctrico de 50 litros, en ocasiones muy excepcionales se pueden llegar a usar de 30 litros como el más pequeño, pero poco usual y cuando en una casa conviven muchas personas o se tiene que hacer un uso excesivo en momentos puntuales se podría optar por un termo eléctrico de 150 o 200 litros. Otra opción disponible que se suele usar por diferencias en el espacio a instalar, son los termos eléctricos horizontales, tienen el mismo funcionamiento y las mismas capacidades, pero su disposición es horizontal.

El funcionamiento del termo eléctrico es sencillo y fácil. Lo único que hay que hacer es encender el interruptor y esperar unos minutos a que se prepare. Una vez que se calienta lo suficiente, puede empezar a utilizarlo cuando lo necesite.

El termo eléctrico es uno de los tipos más comunes de calentadores de agua utilizados en los hogares. El calentador de agua eléctrico se usa para calentar el agua que circula por las tuberías y proporciona agua caliente a su hogar.

El calentador de agua eléctrico tiene muchas ventajas sobre otros tipos de calentadores, como los de gas o aceite. Por ejemplo, es eficiente desde el punto de vista energético, es fácil de instalar y mantener, y no requiere ventilación para los gases de combustión. Sin embargo, también tiene algunas desventajas. Por ejemplo, si se va la electricidad o hay un corte de luz, el agua caliente no estará disponible hasta que se restablezca la electricidad.

Como ventaja sobre otros tipos de calentadores, el termo eléctrico es más sencillo de reparar, puesto que se compone de menos piezas y es más fácil de solucionar los posibles fallos que puedan surgir.

En Ibérica de Repuestos encontrarás desde los ánodos de magnesio, resistencias y porta-resistencias, Juntas, termostatos y válvulas y cualquier recomendación necesaria para poder llegar a una solución.

Artículo añadido al carrito.
0 artículos - 0,00 
Abrir chat
Hola!! ¿No encuentras el repuesto que necesitas? Dinos la marca y el modelo del electrodoméstico y te respondemos en minutos con la solución...