Averías más comunes en Secadoras

La secadora no es tan habitual como el frigorífico o la lavadora, sin embargo, es un electrodoméstico que cada vez tiene más protagonismo en las viviendas, necesitamos que la ropa se seque lo más rápido posible (en esta vida todo tiene que ser cada vez más rápido), y nos hace la vida más fácil, sin embargo, es posible que también nos tengamos problemas de uso o fallos técnicos.

Si tenemos problemas con la secadora de ropa, ha dejado de funcionar o simplemente funciona mal, quizás podemos enseñar pequeños trucos para evitar llamar al servicio técnico y ahorrar algún dinero. Existen pequeños problemas que podemos solucionar nosotros en casa sin tener excesivos conocimientos, a continuación, indicamos cuales son las averías más comunes en secadoras:

Averías más comunes en Secadoras
Averías más comunes en Secadoras

La secadora no enciende

–       Lo más obvio es comprobar que el enchufe sigue conectado y que no hay ningún error en la toma de corriente.

–       Otro factor que puede fallar es el cierre, debemos comprobar que la secadora está bien cerrada, puede ser otro de los motivos por los que puede no hacer el contacto correcto y fallar.

–       Algo muy común es que esta activado el seguro para niños y no nos hayamos dado cuenta, al desconectarlo ya tenemos el problema solucionado.

El tambor de la secadora no gira bien

El tambor de la secadora es donde se concentra todo el trabajo de la secadora, en ocasiones el mal funcionamiento del tambor se puede deber a varios motivos provocados por diferentes componentes, la correa, quizás el más común de todos, aunque también se puede deber a la polea o el motor.

Si la secadora no gira y hace ruido, la primera recomendación cuando tenemos algún problema con el tambor es comprobar el estado de desgaste en el que se encuentra la correa de secadora, ya que es el problema más recurrente de todos. Si se confirma que es problema de la correa, tan solo tenemos que comprar la correcta y proceder al cambio.

Cuando la secadora hace mucho ruido y el motor salta de repente, es señal de que el motor se ha fundido. En ese caso, hay que comprobar que gira como debe, en cuyo caso el culpable será la polea o la batería. Por suerte, cualquiera de los anteriores componentes puede reemplazarse con facilidad, por lo que solo debemos asegurarnos de que estamos sustituyendo el adecuado.

 

No cierra bien la puerta

–       Si la puerta no cierra, puede ser porque la secadora se encuentro sobrecargada, y el sistema se bloquea.

–       El filtro de pelusas debe estar bien colocado (se encuentra en la puerta) y puede dar error si no se encuentra bien.

La ropa sale con arrugas

En este caso no se trata de un error de la maquina, sino más bien un error nuestro de uso con la maquina, vemos varios motivos;

  • El programa de secado seleccionado no es el correcto.
  • Se ha metido demasiada ropa en la secadora excediendo la capacidad de la maquina y se ha secado mal.
  • Una vez finalizado el programa de la secadora (¡¡¡se nos ha olvidado!!!) se ha quedado la ropa en el tambor y se ha arrugado por demasiado tiempo dentro, se debe vaciar al terminar.

 

La ropa no está lo suficientemente seca

Muy parecido al caso anterior, estamos haciendo un mal uso de la secadora. Hemos metido demasiada ropa en el interior de la secadora o quizás hemos echado demasiado suavizante, lo que provoca el error en el secado.

Una solución para este caso es mezclar los diferentes tamaños de ropa, de forma que se distribuye uniformemente en el secado y la maquina tiene un mejor funcionamiento aunque quizás exista una sobrecarga en el tambor.

Filtro de la pelusa de la secadora obstruido

Las pelusas son conjuntos de fibras del tejido que se desprenden con facilidad en el proceso de secado, sobre todo si se trata de lana y algodón, de esta forma se obstruye el filtro.

El filtro en las secadoras es un elemento que suele dar bastantes problemas, sin embargo, su reparación es bastante sencilla y además bastante económica.

El filtro en las secadoras se encuentra en la puerta, en caso de que pueda estar obstruido solo tienes que extraerlo, limpiar toda la pelusa que pueda haber en su interior y volver a ponerlo, si por el contrario lo tienes roto, deberás comprar un filtro nuevo e instalarlo en su lugar.

 

 

Estos son más o menos todos los problemas que pueden surgir con una secadora y que se puede resolver desde casa sin tener conocimientos técnicos, sin embargo, desde IBR – Ibérica de Repuestos te aconsejamos que si tienes algún problema con los electrodomésticos, consultes con un profesional para evitar que el error pueda convertirse en irreparable, los profesionales están para prolongar la vida útil de los electrodomésticos y nosotros tenemos todos los repuestos de electrodomésticos necesarios para acompañar su función.

Deja un comentario

Artículo añadido al carrito.
0 artículos - 0,00 
Abrir chat
1
Hola!! ¿No encuentras tú repuesto? Dinos la marca y el modelo del electrodoméstico y te respondemos en minutos...