Por qué no conectar la chimenea a la campana extractora de la cocina

Quien más quien menos ha tenido la tentación de querer comprar una elegante chimenea como las que vemos en las revistas, para presidir el salón de la casa o incluso para cocinar con un fuego de leña sin tener en cuenta la preinstalación necesaria.

Asimismo, hay quien da un paso más allá y piensa por qué no usar la campana extractora de la cocina para que haga las veces de extractor vertical de humo como el que requiere toda chimenea de leña. Es más, se dan casos de quienes compran una estufa y luego descubren que su edificio o su vivienda no está preparada y pretenden recurrir a soluciones “creativas”.

kitchen 4649485 1920

Lo cierto es que sería una gran equivocación usar la campana extractora de cocina y sus conductos para evacuar el humo de una chimenea de leña. Primero porque podría ser peligroso y segundo porque simplemente acortaría la vida de la campana extractora.

El mito de la chimenea sin humo

Las chimeneas de pellets han evolucionado la calefacción por combustión de biomasa, haciéndolo de manera más sostenible y eficaz con la ventaja añadida de que producen poco humo.

Por este motivo se habla de la chimenea sin humo, lo cual no es del todo cierto y probablemente haya inducido a pensar que la campana extractora de cocina normal podría servir también para expulsar los humos de este tipo de chimeneas.

Pero esto es un error que estropearía el extractor y aunque, se pueden conseguir todas las piezas necesarias para reparar la campana extractora de cocina en Iberia de Reparación, lo mejor es hacer un buen uso de la misma para evitar continuas averías.

Distintos tipos de extracción

Para empezar, debemos entender que se trata de dos tipos de extracción diferentes. Por un lado, la campana de cocina utiliza una extracción forzada, esto quiere decir que requiere de un pequeño motor que mueve el aire para absorber, filtrar y expulsar los gases del cocinado.

Por otro lado, las chimeneas tienen una extracción de humos vertical que funciona a través del tiro, creando una corriente de aire aprovechando el calor que genera la propia estufa. Por tanto, los humos fluyen hacia arriba por pura física. Es cierto que algunas chimeneas tienen también ventiladores para mover el aire, pero son sistemas distintos.

pexels max vakhtbovych 7587372

Las canalizaciones

Otro aspecto importante es que tanto el grosor de las canalizaciones como los materiales que se utilizan son diferentes en cada caso. En el caso de la campana pueden ser tuberías de plástico o de aluminio mientras que la salida de la chimenea necesita tubo metálico específico para soportar altas temperaturas.

Por otro lado, el tiro de la chimenea necesita disponer de una salida expedita, lo más directa posible evitando los recovecos. Entre otras cosas porque aparte del humo se expulsan partículas de hollín que acaban acumulándose y creando tapones. En el caso de la campana se filtra el aire previamente antes de ser expulsado.

Gases tóxicos

El mayor riesgo de llevar a cabo esta conexión para expulsar el humo de la chimenea es que puede colarse el humo dentro del hogar a través de la campana. El calor del propio humo podría generar gases nocivos al contacto de superficies que no están preparadas para este menester.

Podría pensarse que esto tiene solución encendiendo el ventilador de la campana de cocina, pero esto supondría un uso prolongado para el que no está preparado, aparte de un incómodo ruido constante.

Pero no solamente se pone en riesgo la propia vivienda, si hablamos de edificios por lo general toda la canalización de la extracción de humos está conectada, con lo que se puede colar el humo en cualquier vivienda.

Qué dice la ley al respecto

Todo esto queda recogido en el Reglamento de Instalaciones Térmicas en los Edificios el RITE, que entró en vigor en el 2007. Este texto regula las instalaciones destinadas a la calefacción y la climatización en edificios, así como las exigencias de eficiencia energética y seguridad.

Así pues, desde que entró en vigor el RITE las salidas de humo de las chimeneas de combustión de biomasa deben tener salida independiente a cubierta o techo. Asimismo, deben estar ubicados con los materiales y tamaños adecuados para garantizar la seguridad.

En resumidas cuentas, lo más importante siempre es la seguridad por lo que en ningún caso es aconsejable llevar a cabo este tipo de experimentos. La campana extractora de cocina es un electrodoméstico pensado exclusivamente para entrar y expulsar los humos del cocinado.

Si queremos poner una chimenea de biomasa es obligatorio hacer la instalación previa de extracción vertical de humos, pidiendo permisos necesarios si vivimos en comunidad. En cualquier caso, siempre hay opciones como las chimeneas eléctricas o de bioetanol que no necesitan extracción.

Deja un comentario

Artículo añadido al carrito.
0 artículos - 0,00 
Abrir chat
Hola!! ¿No encuentras el repuesto que necesitas? Dinos la marca y el modelo del electrodoméstico y te respondemos en minutos con la solución...